Tras un año de parón obligado por la pandemia los carnavales vuelven con fuerza a Rioja Alavesa. Durante dos semanas nuestra comarca volverá a recobrar la normalidad y la alegría de esta tradición que nos llega desde la Edad Media y que se extiende desde el jueves de Lardero hasta el fin de semana posterior al miércoles de ceniza en localidades como Laguardia y Samaniego.

El carnaval es una suma de diferentes fiestas paganas asociadas con celebraciones cristianas, como en este caso la Cuaresma. Durante estas fiestas se vive un jolgorio y un desfogue para encarar de la mejor manera posible los 40 días de rigor y penitencia hasta la Semana Santa, cuenta atrás que comienza en el miércoles de ceniza.

Estos días eran la oportunidad de poder disfrutar de los últimos beneficios de la matanza y de disfrutar de comilonas abundantes bien acompañadas del vino de la tierra, mientras se realizaban ritos tradicionales y cánticos por las calles de nuestras villas. Era una manera de resarcirse y coger fuerzas antes de la Cuaresma.

Esta fiesta está hecha para ser vivida y gozada desde dentro, no para ser vista, sino como una época de disfrute, alegría, liberación y locura colectiva con toda la gente en la calle. Hoy en día, seguimos viviendo el Carnaval como un momento para la liberación, el poder desinhibirse poniéndose en el pellejo de otro a través del disfraz, pero no ya como un momento de resarcimiento ante los 40 días de preparación para la Pascua, con ayuno y abstinencia.

¡A disfrutar del carnaval de Rioja Alavesa!

Entradas recientes