En Yécora, a los pies de la Sierra de Cantabria y la Sierra de Codés, encontramos una preciosa ruta para hacer a pie o en bicicleta. Se trata de un trazado circular sencillo, de unos 45 minutos. Una ruta en el que se puede apreciar gran variedad de ecosistemas y un gran contraste paisajístico.

Itinerario

La ruta comienza en el camino de la fuente vieja de la localidad. Merece la pena detenerse antes de iniciar el paseo para conocer esta peculiar fuente medieval-renacentista que antiguamente abastecía de agua potable al pueblo de Yécora. Se accede a la misma mediante unas escaleras descendentes que nos llevan a una plazuela con un lavadero en el centro.

El Mirador. Empezamos nuestra ruta adentrándonos en el camino que nos lleva hasta un mirador. Desde él podemos observar el monte de La Población, conocido como el León Dormido, que debe su nombre a su forma característica.

Ermita Virgen de Bercijana. La ruta continua por la ermita de Nuestra Señora de Bercijana. Un templo religioso construido durante los siglos XIII y XIV en el que se celebra la romería de Santo Domingo. Junto a ella encontramos un parque en el que se puede tomar un pequeño almuerzo antes de continuar con el itinerario.

Balsa Alto Montecillo. Nos alejamos de la ermita y tomamos el camino de la izquierda para adentrarnos en una plantación de pinos y olivos. Llegamos hasta una gran balsa de regadío, la balsa Alto Montecillo. Bordeando la misma llegamos a una pequeña pendiente que nos llevará de nuevo hasta Yécora, nuestro punto de partida.

 

Información de la ruta:

  • Distancia: 3,8 km
  • Tiempo: 45 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Ruta circular