Rioja Alavesa es un territorio por descubrir. Más allá del encanto ya conocido de Laguardia, Rioja Alavesa alberga decenas de villas que aún conservan su encanto medieval y paisajes increíbles con sus característicos mares de viñedos. Hoy os proponemos un paseo por cuatro de ellas: Salinillas de Buradón, Samaniego, Leza y Páganos.

Salinillas de Buradón

Comenzamos este recorrido por Salinillas de Buradón, una villa medieval situada a escasos 20 minutos de Vitoria-Gasteiz. Protegida por las faldas de la Sierra del Toloño aún conserva prácticamente intacta su muralla, por lo que, para adentrarnos en esta mágica villa, deberemos hacerlo por alguna de sus dos portentosas puertas situadas en los dos extremos del pueblo. Paseando por sus calles encontramos el hospital de peregrinos de Santa Ana, la torre de los Sarmiento y Ayala y el palacio renacentista del Conde de Oñate. Un vivo recuerdo de la historia de esta villa.

Salinillas de Buradón, villa medieval

Salinillas de Buradón

Samaniego

Nos dirigimos hacia el sur de Álava y llegamos a Samaniego. Una villa que aún mantiene su esencia histórica, una esencia guerrera. Recorrer sus calles, es como volver al pasado con sus adustas casas de piedra, la parroquia de la Asunción construida sobre los muros de una fortaleza, la Ermita de El Cristo, la Ermita del Valle, el Barrio de Matarredo o el Palacio de Samaniego. Si algo tienen de especial los pueblos de Rioja Alavesa es su enlace con la cultura vitivinícola, y Samaniego posee varias bodegas para conocer de cerca la elaboración de sus afamados vinos.

Samaniego en Rioja Alavesa

Samaniego

Leza

La tercera parada se sitúa muy cerca de Samaniego. Hablamos de Leza. Casas renacentistas y edificios nobles nos reciben en esta localidad. Entre ellas destaca la parroquia de San Martín con su preciosa bóveda estrellada. En Leza también podemos encontrar la ‘Lombilla’, una pequeña colina al este del pueblo donde se encuentran la gran mayoría de sus bodegas. Además, en sus alrededores encontramos los dólmenes de El Sotillo y de Layaza, símbolos de la vida prehistórica que se conservan hoy en día.

Leza en Rioja Alavesa

Leza

Páganos

Por último, nos detenemos a conocer el precioso pueblo medieval de Páganos. Situado muy cerca de la villa de Laguardia antiguamente atesoraba numerosas ermitas que prácticamente han desaparecido. Una de ellas, la Parroquia de Páganos y Santiago, ha sido convertida en una bodega. Además, a las afueras de la localidad encontramos el dolmen de San Martín, una parada obligada para los amantes de la historia.

Villa medieval Páganos

Páganos

Rioja Alavesa te brinda la oportunidad de conocer estas villas medievales mediante sus experiencias para que puedas disfrutar de esta ruta adentrándote en su cultura, su forma de vida y su historia. En esta ocasión te proponemos las visitas teatralizadas en Salinillas de Buradón, la cata express en Bodegas Lozano (Leza), Un viaje por el Terroir de Rioja Alavesa en Bodegas Amaren (Samaniego) o disfrutar de un maravilloso fin de semana en Casa Páganos.