El próximo 8 de noviembre se celebra este día tan especial para la comarca, en donde se puede disfrutar de una infinidad de planes.

Disfrutar del enoturismo es una experiencia fantástica. Tras la vendimia, las bodegas se encuentran sumidas en uno de los momentos del año en el que se pueden comprobar, de primera mano, los procesos de elaboración de los vinos, al tiempo que los mares de viñedos continúan tiñéndose de colores rojizos y amarillentos, dando paso a uno de los espectáculos visuales más impresionantes.

En Rioja Alavesa, el Día Mundial del Enoturismo se celebra con una enorme fuerza. La comarca entera, que gira en torno a sus fantásticos vinos, se vuelca por completo con la celebración. En su undécima fiesta, la situación ha provocado que las cosas sean un poco diferentes. Pero nadie borra de sus planes poder disfrutar de los impresionantes vinos que dan los viñedos alaveses.

Pero, ¿sabías que este Día Mundial del Enoturismo lo es tal cual desde hace solo dos años? ¿Y que hace trece ni siquiera existía? Todo se debe a que la Red Europea de Ciudades del Vino decidió que esta práctica turística tuviera un día especial, siempre coincidiendo con el segundo domingo de noviembre. Pero, además, con motivo del décimo aniversario del Día Europeo del Enoturismo, se dio el salto y se convirtió en un Día Mundial. Sin duda, un motivo más para seguir festejando a nivel internacional todo lo que rodea a estos vinos.

Y es que no solo hace falta una botella de los mejores vinos de Rioja Alavesa para disfrutar del Día Mundial del Enoturismo, sino que se puede ir mucho más allá. La cultura del vino abarca innumerables recursos. Conocer la manera en la que se plantan los viñedos, las diferencias existentes entre las distintas variedades, la importancia de la recogida de la uva para su posterior conversión en mosto y, de ahí, hasta acabar en las botellas que todos disfrutamos en la mejor de las compañías.

Toda esta cultura del vino es, en muchos casos, todo un mundo por descubrir, y no hay nada mejor que el Día Mundial del Enoturismo para acercarse a una región única del mundo, como lo es Rioja Alavesa, para conocer de primera mano la cultura del vino y todo lo que supone para una región como esta. En pareja, con amigos o en familia, disfrutar del Día Mundial del Enoturismo es todo un placer en Rioja Alavesa.

De la mano de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa y su web Visit Rioja Alavesa, existen una infinidad de planes que disfrutar. Descubre la belleza del viñedo con un agradable paseo, como si fueras Viticultor y enólogo por un día  o  Recorre el viñedo de El Regalo  en bicicleta eléctrica, donde además es posible catar un vino en este entorno único, visitar la bodega y disfrutar de un fantástico aperitivo. Los amantes de la gastronomía no se pueden marchar de Rioja Alavesa sin disfrutar de Comida en viñedo, en donde disfrutarán, además del almuerzo, de una copa de bienvenida y la visita a una bodega medieval. O, si prefieren un plan más relajante, tienen a su disposición la experiencia Relax y gastronomía, en donde pueden disfrutar de una comida o cena acompañados de un circuito hidrotermal de 90 minutos.

Y es que no hay excusas para no disfrutar del Día Mundial del Enoturismo en un entorno mágico y único como el de Rioja Alavesa, en donde los sentidos se disparan, y en donde celebrar una fiesta tan importante en el calendario se convierte en la excusa perfecta para disfrutar de una experiencia que se guardará en el corazón de por vida. ¿Qué más se puede pedir?

Entradas recientes